English       Español

2016
Concurso internacional para la puesta en valor de los Foros Imperiales en Roma

    Concurso internacional para la puesta en valor de los Foros Imperiales en Roma

    Concurso 2016

    El área de los Foros Imperiales de Roma es el resultado de un largo proceso de palimpsesto urbano que ha tenido lugar a lo largo de los siglos. Una de las intenciones claras del proyecto es poner de relieve la presencia de los foros, que son los verdaderos agentes del carácter del área como un lugar arqueológico único en el mundo. Este objetivo responde al cambio de paradigma actual, a través del cual las ruinas se perciben con un criterio científico, poniendo de relieve su trazado y espacialidad urbanos.

    Existen dos áreas con problemas diferentes vinculadas a dos ejes distintos: el eje de los Foros Imperiales y el Eje del Coliseo-Templo de Venus y Roma.

    En la primera zona, el trazado de la Via dei Fori Imperiali genera problemas de confusión e impide la legibilidad de la ciudad antigua. La Via Alessandrina, que atraviesa varios de los foros, carece hoy de sentido tras haber desaparecido el barrio Alessandrino. Las entradas a los foros son además confusas y parciales.

    En la segunda zona, la relación entre el Coliseo y el resto de las zonas arqueológicas no es perceptible. El basamento en ruinas del Templo de Venus y Roma y su carácter de zona verde han disminuido su relación axial con el Coliseo.

    Se produce asimismo una confusión general en cuanto a elementos constructivos y materiales en toda el área de los Foros.

    PROPUESTA

    Dado el carácter del complejo de los Foros Imperiales como zona arqueológica única en el mundo, se propone la creación de un gran parque arqueológico integrado en el sistema metropolitano de parques de Roma, haciendo que el lugar recupere el carácter de foro urbano de la ciudad.

    En primer lugar, se recupera la claridad geométrica y espacial de los Foros, sustituyendo la Via dei Fori Imperiali por una red de caminos trazados sobre los antiguos pórticos de los Foros. Los grandes patios de los foros se perciben como grandes cavidades en el suelo a modo de ventanas hacia el pasado y los nuevos caminos constituyen la cubierta de unas nuevas arcadas sobre los antiguos pórticos, permitiendo percibir desde el nivel inferior qué zonas estaban cubiertas y cuáles descubiertas. Este nivel superior de caminos esta bordeado por hendiduras a modo de bancos longitudinales que se incluyen en su sección y que evitan los petos y barandillas que dificultarían la visión de los foros.

    En segundo lugar, se mantiene la Via dei Fori Imperiali únicamente como eje visual, remarcado por la elevación de las columnas reconstruidas por anastilosis. Se recupera también la conexión de la zona de los Foros con la ciudad actual a través de nuevas calles.

    En tercer lugar, se realiza una serie de intervenciones puntuales en distintas áreas localizadas de los foros. Sobre el Templo de la Pace se sitúa un área cubierta, creando una gran sala hipóstila en el nivel de las ruinas, y conectando estas con el nivel superior a través de una escalinata que asciende por un hueco central. Sobre los llamados Auditorios de Adriano se sitúan dos nuevas construcciones que restablecen el carácter volumétrico de la antigua construcción. Se interviene también en el basamento del Templo de Venus y Roma, creando un muro que rodea el perímetro del templo y que contiene un sistema de entradas y salidas. El área de Majencio y el muro de Muñoz se rediseña para resaltar el eje de la Via dei Fori Imperiali. En los alrededores del Coliseo y los baños de Trajano se realizan unas laderas verdes que separan a distintos niveles el área de las ruinas del tráfico rodado a su alrededor, accediendo al nivel inferior a través de escaleras radiales.

    Por último, se construye un nuevo anticuario y espacio museográfico sobre las ruinas arqueológicas del Ludus Magnus. Este consiste en dos grandes construcciones sobre un basamento cuadrado que mira hacia el Coliseo. El volumen arquitectónico extruido evoca la forma de los restos arqueológicos del Ludus Magnus. La luz natural penetra a través de un lucernario e ilumina los restos en el nivel inferior. El uso de un solo material y la relación visual entre este y el Coliseo pone en relación ambas construcciones.

    Autores: Linazasoro&Sánchez Arquitectura, Emanuele Fidone, Bruno Messina, Fabrizio Foti
    Colaboradores: Hugo Sebastián de Erice, Domenico Cristofalo, Alba Troitiño Bernal, Fabio Guarrera, Enzo Siciliano