English       Español

Adecuación del Castillo del Cerrillo de los Moros, Navas del Rey, Madrid, España
Año 2016

    Adecuación del Castillo del Cerrillo de los Moros, Navas del Rey, Madrid, España

    Proyecto 2016

    De las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en los últimos años se deduce que el Castillo de los Moros constaba de un torreón de planta rectangular con las esquinas redondeadas con un cuerpo cilíndrico añadido. Rodeaba al torreón una liza en la que se situaba una estancia rehundida. El castillo estaba aislado del terreno circundante mediante una muralla y un foso.

    Consideramos que, en aras de explicar su significado y para que la forma original del castillo pueda ser reconocible, el planteamiento teórico más correcto para afrontar la intervención es plantear una reconstrucción crítica tipológica. Ésta consiste en restituir esencialmente todos aquellos elementos que permiten la definición del tipo de castillo. En este caso, se da la circunstancia de que una gran parte de la piedra original con la que fue construido el castillo se conserva en el lugar al haber sido hallada durante la excavación del foso. Se da la posibilidad de restituir la unidad material del castillo reutilizando dicho material.

    Dos son por tanto los criterios en la presente reconstrucción del Castillo de los Moros de Navas del Rey: la continuidad material del castillo y la intervención mediante tecnologías que permitan diferenciar con claridad los elementos preexistentes de su reconstrucción.

    El foso ha sido excavado pero presenta problemas de mantenimiento y tiende a desmoronarse. Por eso se opta por dejarlo cubierto y marcar su huella introduciendo una última capa de árido de machaqueo. Del puente levadizo no queda resto alguno, por lo que se propone restituirlo tipológicamente con un diseño absolutamente contemporáneo. Para la reconstrucción de los muros perimetrales se decide utilizar un aparejo ciclópeo de piedra y mortero de cal reutilizando las piedras del castillo. La liza del castillo se excava parcialmente con la finalidad de ajustar las cotas al nivel de acceso al castillo por el puente. De la liza arranca una nueva escalera de acceso al torreón. Se puede deducir que la antigua escalera tenía una fuerte pendiente y peldaños muy altos. Por esta razón se propone sustituirla por otra de diseño completamente contemporáneo, a modo de “caja” de malla metálica electrosoldada y también galvanizada.

    El torreón es el elemento más significativo del castillo, para el que se opta por una reconstrucción que deje claro que se trata de una reinterpretación en clave tipológica. El primer estrato se construye en continuidad con los muros de mampostería conservados, pero en forma de “muro ciclópeo” con mortero de cal  reutilizando las piedras del castillo. El segundo estrato consiste en una reconstrucción en clave tipológica del resto del torreón mediante muros de gaviones, sin lugar a dudas sobre su naturaleza contemporánea, creando un cuerpo murario separado del inferior por una abertura a modo de grieta horizontal. Encerrado entre los nuevos muros de gaviones y en el centro del torreón se configura un espacio único abierto al cielo en el que se puede ubicar, a la manera de un “lapidarium”, una selección de las piedras labradas más interesantes entre las que han aparecido durante las excavaciones y que se encuentran acopiadas. En el cuerpo cilíndrico se ubica una escalera de caracol de chapa de acero plegada mediante la cual se accede a un andén desde el que hay vistas hacia el paisaje del entorno. Bajo la losa de hormigón de la planta de acceso se forma también una única estancia rodeada por los muros antiguos y la reconstrucción ciclópea. A dicha sala se accede mediante una escalera de chapa plegada apoyada en una trama de redondos colgada de la losa superior.

    Autores: Linazasoro&Sánchez Arquitectura
    Colaboradores: Andoni Garrán Fernández, Alba Troitiño Bernal, Domenico Cristofalo, Hugo Sebastián de Erice